El analizador de redes es una herramienta básica para un auditor o técnico eléctrico que desee ejecutar un plan de medidas para un estudio energético completo de una instalación o proceso.

Estos equipos pueden ser fijos o portátiles, y permiten tomar medidas de energía, potencia y calidad de señal en máquinas eléctricas, subsistemas aislados, o bien, de la red completa.

 

¿Para qué sirve un analizador de redes?

Un analizador de redes eléctricas, también denominados registradores de red, en una herramienta indispensable como soporte los siguientes análisis:

        • Estudios de carga – permite verificar la capacidad de la red antes de agregar nuevas cargas, o bien, para ajustar la potencia de su suministro. Posibilita también conocer el factor de utilización de un equipo o subsistema.
        • Evaluaciones de energía – permite conocer el consumo de energía antes y después de realizar mejoras en su instalación, para medir y verificar el ahorro de energía obtenido.
        • Mediciones de armónicas – podemos descubrir problemas con las armónicas que pueden causar daños o perturbar a equipos críticos.
        • Captura de sucesos de voltaje – monitorice la existencia de huecos de voltaje y sobretensiones que causan restablecimientos espurios o activación inexplicada de disyuntores.

 

 

¿Qué ventajas obtenemos con los analizadores de redes?

AHORRAR


Detectar y prevenir el exceso de consumo (kW ·h)

Analizar curvas de carga para ver dónde se produce la máxima demanda de energía.

Detectar la necesidad de instalación de una batería de condensadores, así como su potencia.

Detectar fraude en los contadores de energía.

PREVENIR


Son ideales para realizar mantenimientos periódicos del estado de la red eléctrica, tanto en baja como en media tensión, ver curvas de arranque de motores, detectar posibles saturaciones del transformador de potencia, cortes de alimentación, deficiente calidad de suministro eléctrico, etc.

SOLVENTAR


Poder analizar dónde tenemos un problema en la red eléctrica, para poder solucionar problemas de disparos intempestivos, fugas diferenciales, calentamiento de cables, resonancias, armónicos, perturbaciones, flicker, desequilibrios de fases, etc. Al mismo tiempo, nos permite diseñar los tamaños adecuados para los filtros activos o pasivos de armónicos y filtros para variadores de velocidad, etc.

Casos prácticos:

Estudio de cargas:


Gráfico con la evolución temporal de la potencia activa y reactiva:

El equipo tiene una potencia base de 15 kW conectado a la red trifásica (3 x 400V). Se observa un pico de carga entre las 10:00 y las 10:40 que alcanza el doble de potencia. Adicionalmente, se registran incrementos de aproximadamente 5 kW en pequeños ciclos simétricos que duran entre tres a cuatro minutos.

Análisis del factor de potencia:


Las medidas del factor de potencia en el tiempo indican que el equipo contribuye directamente a la penalización en la factura eléctrica por este concepto al situarse por debajo de 0,95 (enlace blog que es la energia reactiva)

Con el detalle de la gráfica, haremos el estudio preciso para valorar el equipo necesario en la instalación para evitar el coste por energía reactiva. 

Equilibrado de fases:


En este otro caso, verificamos si las fases están equilibradas en términos de intensidad y tensión, respectivamente:

En conclusión, la fase 1 se encuentra algo menos sobrecargada, mientras que la fase 2 presenta un valor de voltaje un 4% superior. El perfil de la curva de tensión para las fases 2 y 3 es muy similar, en cambio, la fase 1 es diferente.