Desde VIVE Energía ponemos al alcance de nuestros clientes distintas formas de cargar sus vehículos eléctricos, y en este post te explicamos los distintos tipos que puedes encontrar en función del tipo de vehículo y la velocidad de carga.

MODO 1: Enchufe clásico doméstico

 

Este tipo de carga es una toma no destinada exclusivamente a la carga del mismo. Dicho de otra forma, es aquél que se realiza en un enchufe clásico doméstico (una toma SCHUKO).

Este sistema es el más sencillo de los modos de recarga, pues consiste únicamente en llevar un cable de nuestra clavija tipo “Schuko” 230 V a nuestro vehículo. Normalmente se cargan así pequeñas motos o bicis eléctricas u otro tipo de vehículo pequeño (patinetes, hoverboards, etc.). La toma no incluye seguridad en ningún caso lo aconsejamos para vehículos o motos de mayor potencia.

 

 

MODO 2: Carga lenta con conector

 

La carga lenta está pensada para la recarga doméstica, en nuestro garaje. Este tipo de recarga es monofásica se realiza con un voltaje de 230V a un máximo de 3,7kW. El vehículo eléctrico se conecta a la red eléctrica mediante su conector / adaptador correspondiente para dotar de seguridad a la recarga.

La instalación consiste en una caja con un enchufe tipo Schuko normalmente de forma preferente para la carga del vehículo eléctrico. Esta caja deberá estar provista de los sistemas de protección adecuados. Está indicado para coches tipo cuadriciclos.

 

 

 

 

MODO 3: Punto de carga específico

 

Este tipo de cargas es la que VIVE Energía recomienda e instala a sus clientes. Contamos con distintos modelos y dispositivos que incluye en mayor o menor medida herramientas y automatización mediante el uso de app para el control y gestion de la carga.

Esta tipología se trata de instalar un punto de recarga destinado exclusivamente para la recarga del vehículo eléctrico. Incorpora todos los sistemas de protección necesarios para la seguridad de la instalación eléctrica y del vehículo. Según la legislación española (ITC-BT 52) este modo de recarga es obligatorio para los puntos de recarga de uso público.

Para este modo de carga necesitaremos un conector específico, que será Tipo 1 (SAE J1772) o Tipo 2 (IEC 62196-2) dependiendo de las características de nuestro vehículo será un modelo u otro. El tiempo medio de carga suele ser de 3-4 horas.

 

 

 

MODO 4: Carga rápida con conector

 

Es el sistema de carga más rápido y se usa habitualmente para carga de vehículos en zonas públicas.

Es por ello que permite recargar como mínimo un 70% de la batería en menos de 30 minutos. El conector estándar más utilizado para este tipo de recarga es el japonés CHAdeMO. Es decir que por el lado del vehículo tendremos un conector de Tipo 1 (SAE J1772 o Yazaki) o de Tipo 2 (IEC, Mennekes) y, a su vez, un conector CHAdeMo o CCS según nuestro vehículo eléctrico. Por el lado del punto de recarga la extensión del cable deberá ser CHAdeMO.

La recarga en modo 4 se realiza en corriente continua y no están diseñados ni son recomendables para garajes particulares. Esto es debido principalmente a su elevado coste tanto de producto como de instalación.

<a href=»https://www.freepik.es/fotos/negocios»>Foto de Negocios creado por senivpetro – www.freepik.es</a>