Con la implantación paulatina de las fases propuestas por el gobierno para la desescalada del confinamiento, el objetivo es volver a la normalidad. Aun así, las personas que realizan teletrabajo en sus viviendas están implantando medidas para ahorrar energía en sus hogares, al estar en ellos 24h.

Es importante hacer hincapié y ayudar a nuestras empresas a que tengan el menor uso de la energía gracias a las buenas prácticas de los empleados.

 

Medidas de ahorro de energía


En VIVE Energía nos gusta recordar pequeñas medidas que las personas pueden realizar en su día a día y que permitirá un ahorro y un cuidado del medioambiente. Con ello conseguiremos cambiar los hábitos de consumo de los trabajadores, proporcionándoles sensibilización y responsabilidad con el entorno.

 

La climatización tiene un peso muy importante en el coste energético, por ejemplo, un edificio “tipo” de oficinas invierte más del 50% del consumo energético total del edificio. Por este motivo, con un buen conocimiento por parte de los usuarios de las instalaciones de climatización, de sus características y de las posibilidades de actuación para su buen funcionamiento, podemos lograr grandes beneficios. Por ejemplo, la manipulación de los termostatos en espacios compartidos sin ningún criterio por parte de los usuarios puede acarrear averías y más gastos en el sistema de climatización.

 

Un consejo práctico es revisar el estado de las ventanas y cristales, son un elemento fundamental para el aislamiento frente al frío/calor ya que podemos reducir a la mitad la perdida de frío/calor desde el interior hacia el exterior.

 

También aconsejamos, si cabe la posibilidad, el uso de sistemas de ventilación natural frente a climatización.

 

Sobre qué temperaturas se consideran como óptimas en climatización se ha hablado largo y tendido. Los niveles de climatización que normalmente se dan en los centros de trabajo son superiores a lo necesario, generando un gasto superfluo de calor en invierno y de frío en verano. La temperatura de refrigeración no debe ser inferior a 26ºC (humedad relativa entre 45% y 60%) y la temperatura de calefacción en invierno no debe superar los 21ºC (humedad relativa entre 40% y 50%).

 

Está constatado que una variación de 1ºC genera un ahorro entre un 6% y un 10% en climatización. La existencia de aparatos como termostatos, interruptores, programadores horarios… permite un uso y control más efectivo de la temperatura y energía que se invierte.

 

Es importante conseguir que las puertas al exterior y ventanas estén cerradas cuando están en funcionamiento los sistemas de climatización.

 

Otro elemento que influye en el gasto energético son los aparatos electrónicos. Es importante apagar aquellos aparatos eléctricos que no se estén utilizando (lámparas, fotocopiadoras, impresoras, ordenadores). Además de su propio consumo, estos aparatos generan calor en el interior de las oficinas, aumentando la demanda en refrigeración.

Junto a la climatización tendríamos el gasto en iluminación, en muchas instalaciones supone el 70% del coste energético, en post anteriores explicábamos las ventajas de la iluminación LED y como VIVE Energía desarrolla sus proyectos con tecnología led.

 

<a href=»https://www.freepik.es/fotos/diseno»>Foto de Diseño creado por freepik – www.freepik.es</a>